Matar las ideas

El 26 de junio de 1980 en Sarandí, Avellaneda, provincia de Bs As, Argentina, se consumó una de las tragedias culturales más aberrantes de todos los tiempos. La dictadura militar ordenó quemar 24 toneladas de libros del Centro Editor de América Latina. Aquel día frío y gris, en un acto patético y triste, se prendió fuego a publicaciones que se consideraban “marxistas”, “subversivas” y que “atentaban contra la Constitución Nacional.” Todo a plena luz del día. Sin vergüenza alguna. Esta es la crónica de aquel día nefasto, narrada por el gran Mempo Giardinelli.

LOS TESTIGOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s